Plantas Pequeñas Ideales para Espacios Reducidos


Son auténticas aliadas cuando disponemos de poco espacio. Las plantas pequeñas decorativas son perfectas para añadir el toque de naturaleza que buscamos, incluso si disponemos de pocos metros cuadrados, ¡o incluso centímetros! para ellas. Pero no es la única razón para apostar por ellas: hay algo en estas plantas de interior de formato reducido que despierta ternura. Un atractivo que no pasa desapercibido para aquellos que, por necesidad de espacio o gustos personales, se enamoran de ellas.

Lejos de lo que podríamos pensar, las plantas pequeñas decorativas no son plantas que hayan sufrido algún tipo de alteración para alcanzar ese tamaño. En realidad, se trata de especies vegetales que, por sus características propias, tienen un crecimiento reducido de forma natural. Además, la mayoría de ellas se engloban en la familia de las denominadas plantas verdes. Un término que, si bien puede no parecernos relevante a priori, puede ser lo que incline la balanza a favor de disfrutar más de ellas. Y es que, más allá de la belleza de cada una, la gran mayoría de estas especies comparten una capacidad singular: son plantas purificadoras que limpiarán el aire de tu hogar, una capacidad única que poseen independientemente de su tamaño.

Ya sea por estética, por espacio o por encanto, descubramos una selección de plantas pequeñas decorativas perfectas para cualquier ambiente, unas que aportarán ese detalle natural imprescindible para cualquier amante de las plantas.


Más allá de la decoración de un espacio, hay otros muchos motivos para tener naturaleza en pequeño formato. Se ha demostrado la estrecha relación entre las plantas y la salud mental; o, dicho de otra manera, hasta qué punto cultivarlas y disfrutar de su presencia nos permite mantener un equilibrio emocional saludable. 

PLANTAS PEQUEÑAS DECORATIVAS

Sea cual sea nuestra motivación para tener plantas pequeñas decorativas, hay otra buena razón a tener en cuenta. En líneas generales, la mayoría de ellas son perfectas para quienes se inician en el cuidado de plantas. La razón: no suelen ser exigentes ni requerir cuidados complicados. Otro motivo que, sumado a su porte menudo, nos conquistará.

1. Fitonia, un clásico entre los clásicos.



Una de las plantas de interior más hermosas que existen, a pesar de ser sumamente humilde en cuanto a su tamaño. Colorida y variada, hay una razón más para incluirla entre nuestras plantas: los cuidados de la Fitonia son sumamente sencillos.

De carácter rastrero y tapizante, su crecimiento a lo ancho la convierte en una planta perfecta para agrupar. Algo que, además, jugará a su favor ya que agradece una humedad ambiental relativa. Y un consejo más: para que despliegue su característico colorido, necesita estar en un espacio con buena iluminación. Pero ojo: nada de exponerla al sol directo, ya que puede quemar sus hojas.

2. Begonia Rex, otra candidata imprescindible en la lista.


¡No podrás dejar de mirar sus hojas! Y es que son, precisamente, el mayor atractivo de este precioso tipo de Begonia. Por su increíble variedad, es posible disfrutarla con un innumerable diseño y color de su follaje. Algo que, junto con lo sencillos que son los cuidados de la Begonia, hacen de esta planta una de las más populares.

Por sus características, necesita estar en temperaturas superiores a los 15 grados y que tengamos sumo cuidado con el riego, su mayor enemigo. Uno de los principales problemas en el cultivo de la Begonia es, precisamente, un exceso de agua, ya que sus raíces no toleran los encharcamientos. Por eso, lo ideal es dejar secar la superficie del sustrato antes de volver a regar.

3. Violeta africana, una belleza de interior con flor.

Una planta tan sencilla como agradecida. No es casualidad que la Violeta africana sea una de las favoritas para los amantes de las plantas de interior. Y no nos referimos, únicamente, a que sea poco exigente. Nos referimos, más bien, a una de sus principales virtudes: puede estar en flor todo el año. Algo que no pasa desapercibido para aquellos que quieren vivir una eterna primavera dentro de casa, incluso cuando hace frío.

A pesar de su nombre, la Violeta no solo es de este color, sino que su abanico cromático es mucho más amplio. Disfrutar de ella plenamente pasa por regar sin encharcar, ya que como su nombre indica, es una planta de origen africano que no tolera los encharcamientos. Pero no es la única clave para verla en flor de forma constante: para ello también necesitará una buena dosis de luminosidad.

4. Alocasia cuprea, un toque exótico precioso.


Perfecta para poner un toque tropical. Es nuestra top de plantas pequeñas decorativas no puede faltar, ¡nunca!, una Alocasia. Y ésta es, sin lugar a dudas, una de las más originales. La Alocasia Cuprea tiene dos características inconfundibles. La primera, el increíble brillo de sus hojas, que simula un espejo. La segunda, el singular tono metalizado de su follaje: un detalle que le otorga, precisamente, la nomenclatura de cuprea.

Para sacarla adelante, basta con conocer los cuidados generales de la Alocasia. Eso sí, un par de consideraciones importantes que van más allá de cómo cultivarla: es una planta sumamente tóxica. Algo que debemos tener en cuenta tanto si tenemos niños en casa como si convivimos con animales.

5. Tillandsia, magia vegetal.


Una belleza sumamente atractiva e irresistible. Increíblemente bellas y, además, sumamente originales. Aunque no sean puramente plantas colgantes de interior fáciles de cuidar, podemos considerarlas como tales. No tienen tallo que se ancle al sustrato, por lo que lo ideal es disponerlas de forma colgante e, incluso, saber cómo hacer un soporte para tillandsias: la mejor manera de usarlas también de forma decorativa.

Además de hermosas, son sencillas de sacar adelante. Basta con conocer los cuidados del clavel del aire, el nombre popular de estas plantas, para cultivarlas sin ningún tipo de contratiempo.

6. Syngonium neon, el rosa como protagonista.

Una planta de tendencia perfecta para amantes del color.  No solo es llamativo: además, conocer los cuidados del Syngonium neon es sinónimo de querer, sí o sí, disfrutar de él. Una planta procedente de clima tropical que, sin embargo, no presenta una gran complicación en lo que respecta a su cultivo.

Además de ofrecerle un espacio sumamente iluminado, pero sin que incida directamente en ella, esta planta tan solo demanda un riego regular además de una buena humedad ambiental. Y sí: también es tóxica.

7. Cryptanthus pink starlight star


Una de las suculentas más hermosas que existen. En nuestra lista de plantas pequeñas decorativas no podía faltar una representante de las crasas y suculentas especialmente hermosa: la Cryptanthus pink starlight star. Una planta que, si bien puede tener un buen desarrollo de carácter rastrero plantada directamente en suelo o en macetas de buen tamaño, tiene un porte reducido en contenedores pequeños.

También llamada estrella de tierra, sobrenombre que hace honor a su nombre, tiene dos peculiaridades. La primera: sus hojas rígidas. La segunda: que necesita un sustrato ligeramente húmedo de forma constante. Una singularidad que se debe, en gran medida, a sus orígenes tropicales.

Artículo publicado originalmente en: Verdecora. (13 de febrero 2024). 7 plantas pequeñas decorativas para espacios reducidos. https://verdecora.es/blog/plantas-pequenas-decorativas

Regresar al blog